ULTIMAS ENTRADAS

Chez Bejgueni, Marrakech

Existe una cierto rumor o leyenda en Marrakech referente a este establecimiento, me lo contaron y la verdad no es que sea muy interesante pero así os cuento la historia de este humilde bar.
En la calle Ibn Aicha hay una decena de bares con el mismo aspecto, uno seguido del otro, cerca podemos encortar restaurantes de todo tipo.


Tras sus 38 años de existencia este pequeño bar con parrilla, sigue con sus horarios flexibles y con la buena calidad de su comida.
Antes de su entrada se encuentran las mesas, sobre la acera, debes solicitar una a los múltiples camareros, ya que están todas tan justas que es difícil pasar. Pegada a la pared hay un mostrador con carne fresca y sobre este una balanza, detrás un operario va pesando la carne que se le indica para enviar a la parrilla.
Todo tiene un aspecto un tanto decadente y sucio, pero como casi todos los locales de comida humilde en marruecos, pero si la gente del lugar come ahí y hacen kilómetros solo para comer allí por algo será.



La historia cuenta que en una ciudad cálida y encantadora, un joven carnicero llamado Mohammed Bejgueni representaba en si mismo la simpatía y la hospitalidad  Marrakchi (los oriundos de marrakech). Un día encontró un trabajo en un pequeño restaurante en la ciudad. Gracias a sus cualidades, a su gran bondad, su buen humor y su encanto pronto se ganó a la clientela, incluso exigían su presencia en sus días libres.
Después de varios años de servicio duro y fiel, Mohammed reunió todos sus ahorros y decidió abrir una carnicería. Tras su partida el restaurante dejó de tener clientela.
El dueño en un intento desesperado y absurdo de recuperar la clientela cambió el nombre de su restaurante a "Chez Bejgueni" (En casa de Bejgueni), pero no contó con la aprobación de Mohammed, que en cuanto se enteró le pidió explicaciones, que tras muchas horas de discusión firmaron un acuerdo con un apretón de manos y Mohammed Bejgueni se convirtió en proveedor exclusivo de Chez Bejgueni. Las historia continua hasta que ahora en la actualidad Mohammed es dueño de su propio matadero a la edad de 70 años.
Laarbi, el actual propietario comenta que todo esto son historias, que el nombre "Chez Bejgueni" del bar no se ha cambiado desde su apertura en 1973 y que Mohammed fue nombrado gerente antes de abrir su carnicería.
A pesar de todo esto quien sabe que hay entre la leyenda y la verdad, tal vez una verdad con algunos detalles ocultos?.
Da lo mismo cuales fueran sus orígenes se come de maravilla, el servicio rápido y bueno, lo malo es estar comiendo con gatos rondando tus pies, pero que esperas de Marruecos?
Como eramos dos y queríamos probar varias cosas, como ya os he dicho se pide a peso, pedimos 250 g de pincho moruno de ternera, 250 g de kefta (especie de albóndiga) y 250 g de chuletas de cordero, aceitunas (maravillosas, mmm que ricas), ensalada marroquí y además trajeron 2 tipos de mojes uno de tomate picante y otro de tomate con cilantro y comino, ambos para comer a fuerza de pan, de postre como no Té a la menta.









Todo nos salió por 190 Dh, lo que al cambio son 17,06€, es un sitio recomendable para cuando vayáis a Marrakech, merece la pena ir y si podéis descubrir la verdad ya me la contaréis.


Comparte:

8 comentarios :

  1. No he tenido el gusto de visitar ese país todavía, el día que lo haga me irá muy bien tu recomendación. Está claro que comemos con lo ojos también y lo que enseñas se ve riquísimo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. pues me parece muy buen articulo y los platos presentados se ven exquisitos espero encontrar mas de ti

    ResponderEliminar
  3. Joe que gusto dá leerte, me encanta , pero hoy viendo las fotos me has hecho recordar cuando vivia en Rabat.Las olivas aquí estan buenas pero hecho de menos las que compraba alli, que bien las hacen y la verdad , muchas cosas.
    Un abrazo y de verdad, me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  4. No conozco Marruecos, me encantaría ir algún día.la comida tiene una pinta buenísima, esas aceitunas tenían que estar increíble de buenas.Me gusta tu articulo, gracias por compartirlo.
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Como me gusta¡¡¡¡ , todo en Maruecos me gusta y cuando he estado he disfrutado mucho de la comida , besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Carolus

    muchas gracias por este viaje virtual,con historia y comida rica,

    mil petonets Susanna

    ResponderEliminar
  7. Marruecos es la luz de Africa sin duda. Muy buen reportaje primo.

    ResponderEliminar

Gracias por pasar por mi cocina, y gracias por tu comentario.

 
Vuelve a arriba
Copyright © 2014 Carolus Cocina. Designed by OddThemes