ULTIMAS ENTRADAS

martes, 18 de febrero de 2014

Antimonio en las botellas de plástico

Hace unos años  nos inundaban los correos electrónicos con miles de bulos y mentiras de toda clase, ahora ya no llegan tantos, por esta vía ahora los mismos que circulaban antaño por Mali lo hacen por Whatsapp.


Unos días atrás, un amigo que no hace más que reenviar estas cosa, como el dice “por si acaso son verdad”, me envió esto:

ANTIMONIO

El veneno q suelta el plástico con el calor se llama ANTIMONIO, y se viene denunciando hace mucho tiempo. Si dejas tu botella de plástico con agua en el coche durante días calurosos y te bebés el agua después de que esta se haya recalentado, corres el riesgo de desarrollar cáncer pecho. La cantante Sheryl Crow dijo en el Show de Ellen q ella sufrió cáncer de pecho a raíz de algo similar. Los doctores explican que el calor hace que el plástico emita un cierto residuo químico tóxico q produce este tipo de enfermedad en el seno. Este tóxico es el mismo q se ha encontrado en los tejidos de senos con cáncer. Así que por favor NO TOMES el agua de botellas de plástico que se hayan podido recalentar, y pasa esto a todas las mujeres de tu vida.
No calientes en el microondas alimentos en recipientes de plástico, hazlo en recipientes de cerámica o vidrio que soporte el calor. Esta clase de información es la que necesitamos conocer, para que la mujeres estén preparadas y sepan otra forma de prevenir esta clase de problemas.
POR FAVOR NO TE QUEDES CON ESTA INFORMACIÓN. PASALA, GRACIAS.

Así que me puse a investigar, esto es lo que averigüé y  la respuesta que le dí, espero que sea de vuestro interés:

El Antimonio es un elemento químico con símbolo Sb y número atómico 51. El antimonio no es un elemento abundante en la naturaleza; raras veces se encuentra en forma natural.

El antimonio se da naturalmente en el medio ambiente. Pero también entra en el medio ambiente a través de diversas aplicaciones de los humanos. Especialmente las personas que trabajan con antimonio pueden sufrir los efectos de la exposición por respirar polvo de antimonio. La exposición de los humanos al antimonio puede tener lugar por medio de la respiración, del agua potable y de la comida que lo contenga, pero también por contacto cutáneo con tierra, agua y otras sustancias que lo contengan. Respirar antimonio enlazado con hidrógeno en la fase gaseosa es lo que produce principalmente los efectos sobre la salud.
La exposición a cantidades relativamente altas de antimonio (9 mg/m3 de aire) durante un largo periodo de tiempo puede provocar irritación de los ojos, piel y pulmones.
Si la exposición continúa se pueden producir efectos más graves, tales como enfermedades pulmonares, problemas de corazón, diarrea, vómitos severos y úlceras estomacales.
No se sabe si el antimonio puede provocar cáncer o fallos reproductores.
El antimonio es usado como medicina para infecciones parasitarias, pero las personas que toman demasiada medicina o que son especialmente sensibles a ella experimentan efectos en su salud. Estos efectos sobre la salud nos han hecho estar más alerta acerca de los peligros de la exposición al antimonio.


Es improbable que el consumidor llegue a beber un agua embotellada con un nivel demasiado elevado de antimonio. Además, hay otras fuentes más importantes de este contaminante a las que pueden estar expuestas las personas, como el aire contaminado de las ciudades y las partículas de polvo provenientes del asfalto. El antimonio se usa en el proceso de elaboración de las botellas de PET (es el material del que están hechas la mayoría de las botellas de plástico)
Investigadores del Instituto de Geoquímica Ambiental de la Universidad de Heidelberg (Alemania), hicieron un estudio en 2007, sobre este tema, concluyendo que sí que el antimonio migra de la botella al agua, pero en unos niveles muy inferiores a los establecidos por la OMS (organización mundial de la salud).

Fuentes: http://www.lenntech.es/
             http://www.consumer.es/

Comparte:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por pasar por mi cocina, y gracias por tu comentario.

 
Vuelve a arriba
Copyright © 2014 Carolus Cocina. Designed by OddThemes