ULTIMAS ENTRADAS

jueves, 5 de mayo de 2016

Alcachofas con jamón

Esa es una receta sencilla, perfecta para una cena. Estamos en tiempo de habas, alcachofas, así que aprovechamos los productos de temporada.




Tal vez lo más complicado de esta receta sea la limpieza de las alcachofas, pero no te asustes que no es nada del otro mundo.

Cuando compres las alcachofas, recuerda comprar compactas, con las hojas bien apretadas y firmes.
En el mercado puedes encortar distintas variedades, la que más se encuentra es la blanca de Tudela, también puedes encontrar algunas moradas, otras verdes y moradas y una con forma redonda que suelen ser bastante más grandes (esta variedad se llama calicó)

Antes de ponernos mano a la obra, ponemos un cuenco grande grande con agua y limón, para cuando tengamos los corazones limpios y listos los introduciremos.

Limpieza de las alcachofas:


  1. Arrancamos con las manos las hojas externas, hasta encontrar las hojas de color más claro, casi amarillas, estas hojas son más tiernas.
  2. Limpiamos el rabo, no lo cortes es una parte muy rica. Con un cuchillo quitamos la parte exterior. Recuerda cortar la parte del final, suele estar más duro, ya que se ha creado una cicatriz de cuando se cortó en la planta.
  3. Corta la parte superior de las hojas, la punta verde, aproximadamente deberás cortar un tercio de la alcachofa. Si lo haces de un solo corte mejor, evitaremos oxidaciones 
  4. Ya tienes las alcachofas limpias, ahora solo queda meterlas en el cuenco con agua y limón para que no se oxiden.

Ingredientes:
por ración
  • 3 a 4 Alcachofas.
  • 50 g de tacos de jamón
  • 1/2 cebolla
  • Orégano fresco
  • Agua
  • Sal
  • AOVE
Elaboración:
  1. En una olla express ponemos agua y sal, introducimos las alcachofas peladas y cocemos.
  2. Mientras, picamos la cebolla y la sofreímos en el aceite
  3. Escurrimos las alcachofas ya cocidas, reservamos.
  4. Cuando la cebolla esté pochada añadimos los taquitos de jamón y sofreímos unos minutos.
  5. Añadimos el orégano fresco, picado y removemos.
  6. Introducimos las alcachofas en el sofrito y removemos para que vuelvan a tomar calor.
  7. Ya están listas para consumir.

Notas:
  • Al limpiar las alcachofas seguro que te surge la duda y no sabes cuantas hojas quitar con la mano, no te preocupes, cuando las cocines y las pruebes, notarás unas hojas duras y que no podrás masticar. La próxima vez lo harás mejor.
  • Si no encuentras alcachofas frescas, puedes escoger unas de bote, pero siempre que sean de buena calidad.
Y para escuchar una relacionada: Artichokes de Maps & Atlases





Comparte:

2 comentarios :

  1. Que ricas, yo me quedo con tu permiso con esta buena receta que me viene para estos días muy bien.Bssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Doris, por supuesto para eso las tengo.
      besazos

      Eliminar

Gracias por pasar por mi cocina, y gracias por tu comentario.

 
Vuelve a arriba
Copyright © 2014 Carolus Cocina. Designed by OddThemes