Blog de recetas, restaruantes y noticicias en Alicante

Alubias con butifarra y robellones

Introducción

Esta es una receta perfecta para retomar fuerzas en esta primavera mutante que estamos sufriendo. Hace unos días se pusieron en contacto conmigo la gente de Lamejoralubia.com y me dijeron que si quería probar sus alubias. Como no probar unas alubias de uno de las mejores zonas de cultivo, el Páramo Leonés. Me enviaron dos variedades, Plancheta y Pinta Leonesa.
alu4.JPG.jpeg
En su web dan algunos consejos sobre como cocinar estas legumbres, o como evitar las flatulencias, como:

  • » Cociéndolas en el agua en la que NO las hayas tenido a remojo, ya que en ésta se quedan las sustancias que originan las flatulencias.
  • Romper el hervor mientras se están cociendo las legumbres, retirando la cazuela del fuego durante unos minutos o bien añadiendo agua fría al agua hirviendo. De este modo se reducen al máximo los oligosacáridos productores de gas. A esto es lo que nuestras abuelas llamaban «asustar a las lentejas», se ve que tenían ya mucho sentido común.
  • Para que las legumbres no resulten incomodas  después de la comida, debes de enjuagarlas bien en agua antes de cocinar, de esta manera, se reducen los niveles de oligosacáridos. Además, puedes añadir especias como el comino, el hinojo o el jengibre.
  • Cuando hayan hervido las alubias, tienes que tirar el agua del primer hervor, y substituirla por agua limpia»

Me puse a buscar recetas y encontré una en el libro La Cocina Pop El Comidista, eran Alubias con magret de pato y butifarra, como en casa tenía una lata de robellones decidí hacer una variación de su receta, ya que me parecía demasiada carne.

Ingredientes:

  • 500 g de Alubias blancas plancheta
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 1 rama de apio
  • 1 cucharada de pimentón agridulce
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 1 cucharadita de perejil seco
  • 1,5 litros de agua o caldo de verduras
  • 1 lata de 200 g de robellones
  • butifarra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
Elaboración:
  • 12 horas antes poner las alubias en remojo
  • Retirar el agua de remojo, como ya hemos visto para evitar flatulencias
  • Picar la verdura.
  • En una cazuela grande sofreír la cebolla y la zanahoria en un poco de aceite de oliva virgen duarnte 10 minutos a fuego suave,  añadir el perejil picado.
  • Añadir el apio y el puerro y sofreír otros 10 minutos, pasado este tiempo añadimos el pimentón y el tomillo y sofreimos 1 minuto más.
  • Poner las alubias en la cazuela, salar y remover bien para que queden bien impregnadas con el sofrito y las especias.
  • Añadir el agua o el caldo y llevara ebullición con fuego fuerte, cuando rompa a hervir bajar el fuego y remover de vez en cuando para controlar que no se peguen y se queden sin agua. Pasados 45-60 minutos con aguas blandas y 60-90 minutos con aguas duras, probar las alubias si están duras dejadlas un poco más.
  • Si el caldo está muy liquido sacar unas pocas alubias, triturarlas y añadirlas a la cazuela y remover. Corregir de sal si es necesario.
  • En una sarten con poco aceite, freímos las butifarras cortadas en trozos, cuando estén añadimos las setas cortadas en trozos y las rehogamos con la carne.
  • Añadir a las alubias, mezclar y dejar 10 minutos más.

La combinación fue perfecta os recomiendo que las probéis.
Pasa buena semana y disfruta del día de mañana!!!

Carlos Sáez

Carlos Sáez

Apasionado del mundo de la gastronomía, cocinero aficionado, algunos dicen que bloguero gastronómico. Cocinar con una copa de vino uno de los mayores placeres de la vida.
Me gusta el bádminton, salir a patinar.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on print
Print
Share on pinterest
Pinterest

3 Responses

  1. Pero bueno, increíbles, de verdad.
    Me ha encantado como las has hecho, con pato, por ejemplo, salchichas es como las suelen hacer los franceces y están riquísimas, o con pato confitado, ya es una bomba de calorías pero bueno.
    Estas tuyas las veo geniales , me han encantado.
    Un besito Carlos.

Deja una respuesta