ULTIMAS ENTRADAS

Mi nuevo proyecto

martes, 9 de agosto de 2016

Sándwich de setas salteadas y Jamón dulce

Aquí tenéis una receta bien sencilla y rápida para hacer un sándwich diferente.

Supongo que os pasará como a mi, hay días que no sabes que cenar y no te apetece el sándwich de siempre, aquí te dejo una buena alternativa.


Ingredientes:

  • Pan de molde de semillas
  • Setas (Yo utilicé un resto que había en la nevera, esta vez eran setas de chopo y Shiitake)
  • Jamón dulce tipo York
  • Queso manchego
  • Variado de lechugas (lollo rosso, batavia y rúcula)
  • AOVE
  • Sal
  • Orégano
Elaboración
  1. En una sartén ponemos una pizca de aceite, dejamos calentar y salteamos las setas, a mi me gusta que queden casí crujientes.
  2. Añadir la sal y el orégano al gusto a las setas, reservar
  3. Tostar el pan por un solo lado, para dar consistencia y que no se rompa
  4. Partir el variado de lechugas 
  5. Partir el queso.
Montaje:
  • Poner el pan con la parte tostada hacia dentro.
  • Rociar con el aceite de salteado de las setas con orégano.
  • Poner, la lechugas, el jamón, el queso y las setas.
Ya ves que cosa tan fácil. Fue una pena no haber elaborado más que un sándwich ya que estaba delicioso y nos quedamos con ganas de más.

Pasa un buen resto de semana!!!




martes, 26 de julio de 2016

Costillas adobada con salsa barbacoa casera

Aquí os traigo hoy una salsa barbacoa ideal para adobar carne y darle un toque diferente para sorprender a tus comensales.

Tras investigar por la red, ver varios vídeos y recetas, decidí como casi siempre hago hacer una mezcla con nuestros gustos y adaptar la receta a ellos.

Este verano nos hemos aficionado ha 1 vez a la semana hacer una barbacoa en la terraza, y hacía tiempo que tenía ganas de hacer esta receta.

Ingredientes:
Salsa:

  • Zumo de 1 limón mediano
  • 2 cucharadas soperas de ketchup
  • 1 cucharada sopera de mostaza 
  • 1 cucharada de café de especias de barbacoa
  • 1 cucharada de café de jengibre fresco rallado
  • 2 cucharadas soperas de salsa de soja
  • 2 cucharadas soperas de aceite de AOVE
  • 2 cucharadas de vino blanco
  • 1 chorro de vinagre de jerez
  • una pizca de mantequilla
  • Sal
  • Opcional:
    • 1 cucharada de miel
Carne:
  • 1 costillar de cerdo entero
Elaboración:
Salsa:
  1. En un cazo poner zumo + ketchup + mostaza + vino + vinagre + especias + soja + jengibre + aceite, hervir y retirar del fuego
  2. Añadir la mantequilla + miel, remover
  3. Corregir con sal, dejar templar a temperatura ambiente
Carne:


  1. Una vez atemperada la salsa introducimos el costillar, si el costillar es muy grueso conviene hacerle unos cortes para que todo tome el sabor de la salsa. Durante al menos 30 minutos.
  2. Tener las brasas preparadas, no deben estar muy fuertes, queremos que se haga poco a poco, cada cierto tiempo ir dando la vuelta cada 15 minutos, en cada vuelta con una brocha pintaremos la superficie para darle más jugosidad a la carne y que no se seque.

Notas:

  1. La mantequilla la puedes quitar si quieres pero le dará un aspecto brillante muy atractivo
  2. Si no quieres que la carne tenga un toque dulce tan agresivo como el sabor de la miel, lo puedes cambiar por azúcar (deberás añadirla al cazo) o directamente eliminar el dulzor.
  3. Puedes hacerlo con otro tipo de carne, pollo, cordero, ternera a tú gusto.
  4. No es necesario hacerlo en la barbacoa con brasas, puedes cambiarlo por el horno (190ºC)

Pasa una gran semana!!

lunes, 18 de julio de 2016

Patatas del horno con queso y especias.

Aquí os dejo una receta estupenda, para acompañar cualquier pescado, carne o simplemente como aperitivo junto una salsa deliciosa en la que mojar.

Muchos ya habréis visto la foto en mis redes sociales, ahora podréis ver la receta lo sencilla que es y seguro que las preparareis, si la haces no dudes en contármelo



Ya se que hace más de un mes que no publicaba nada, pero no he tenido tiempo por diversas razones laborales y familiares,  os prometí hacer publicaciones más a menudo pero no tengo tiempo y siento mucho no poder hacerlas.

La receta es una mezcla de varias que he visto por la red, la adapté a nuestros gustos.

Ingredientes:


  • 2 Patatas (yo utilicé nuevas)
  • El zumo de medio limón
  • Una taza de café de queso parmesano rallado 
  • Sal
  • Pimienta
  • Ajo en polvo
  • AOVE
Elaboración:
  1. Precalentar el horno a 200 ºC durante 10 minutos.
  2. Lavar las patatas enteras con piel.
  3. Partir las patatas en gajos, así tendrán una parte de piel 
  4. En una bandeja de horno, engrasada con aceite de oliva, disponer los gajos de patata
  5. Añidir el zumo de limón rociando todos los trozos
  6. Poner las especias y la sal, dar la vuelta y hacer lo mismo.
  7. Regar con AOVE
  8. Rebozar en queso y volver a disponer en la bandeja del horno.
  9. Hornear a 200 ºC durante 30-35 minutos, hasta ver que las patatas toman u color dorado.
Notas:
  1. La cantidad de patatas es la que necesites, pero de acompañamiento puedes utilizar 1 patata mediana por persona.
  2. El queso puedes utilizar el que más te guste, o incluso cualquier queso abandonado en el fondo de la nevera, ese que se queda duro y no sabes que hacer con él, si lo rallas al instante está mucho mejor, que si lo rallas con antelación.
  3. Especias puedes usar las que más te gusten, pimentón, orégano... Incluso una vez puestas para servir puedes rociarlas con un poco más de zumo de limón y cilantro fresco
Espero que pases una gran semana!!

Si estas de vacaciones disfruta a tope!!



lunes, 30 de mayo de 2016

de Pintxos por Bilbao 3 (Zona de Ledesma)

Terminamos la serie de Pintxos por Bilbao, esta vez por una zona un poco alejada del casco antiguo, pero aún estando en pleno centro de Bilbao.

2ª Jornada (medio día)

Tras la visita obligada al Museo Guggenheim Bilbao y dar un paseo por la orilla de la ría (bajo la lluvia) decidimos acercarnos a la calle peatonal de Ledesma, calle paralela a la arteria principal de la ciudad (La Gran Vía). Sin dudarlo es una zona que todo pintxo-devorador debe visitar.

Seguimos con la misma teoría inicial, visitar los locales que tuvieran más visitas de gente local, esta vez fuimos siguiendo a un par de obreros que hablaban en vasco, donde ellos entraban nosotros después.

Empezamos en el número 7 de la calle Ledesma, en un bar pequeño y con productos sencillos, llamado Marimar,  que tenía rabas, así que las pedimos junto que una tortilla de patatas con jamón y setas, el calamar estaba delicioso y perfectamente elaborado, y la combinación de ingredientes junto a  la tortilla, quedaban espectaculares, aún que hubiera sido mejor con un jamón ibérico. Aquí es donde encontramos a aquella pareja de  trabajadores a los que "seguimos", discretamente claro, aun que ya en el tercer sitio hubo miradas y risas de complicidad. Está muy bien de precio.





Continuamos en la misma calle, esta vez entramos en el Bar Ledesma, donde elaboran más de una docena de diferentes tipos de tortillas rellenas, así que no podíamos pasar sin probar alguna, esta vez nos decantamos por una de picadillo y otra rellena de queso, setas y ajetes tiernos fritos, las dos estaba muy ricas. Lo que nos gustó es que no rellenan una tortilla grande, si no que son 2 tortillas diferentes, una más gruesa abajo y una más fina haciendo de tapa. Lo regamos con txacolí.

Tras estas maravillas pasamos a otro local pequeño y estrecho con una gran barra, llena de multitud de pintxos elaborados, y todos con su cartel para no tener que preguntar  a las camareras, punto que está bien para decidirse y luego recordar que tomamos. Se llamaba el Bar el Molinillo. Donde tomamos una milhoja de patata con camembert y boletus (estaba un pelin seca y demasiado hecha) y un hojaldre de foie con boletus (deliciosos, y muy jugosos además de crujiente) Todo mojado con unos Riojas. Aquí ya perdimos a nuestros "guías" y ya el siguiente lo elegimos por la cantidad que había tanto en su puerta como en el interior.


Para terminar fuimos a la Taberna taurina, local decorado con motivos taurinos que son casi tan importantes como el bebercio y el comercio (la bebida y la comida). Estaba lleno, pero justo cuando entramos tuvimos la suerte de encontrar un hueco en la barra, nos llamaron al atención unos pintxos de calamar con cebolla rebozada, que estaban deliciosos, jugosos y perfectamente cocinados, todo un acierto, además pedimos el típico mini bocadillo de jamón ibérico con pimientos asados, que  no habíamos probado desde el Mercado de la Ribera, para no variar mucho lo regamos un unos txacolis.


Aquí os dejo una lista de Foursquare con las direcciones de los mismos, para que se queden bien localizados.

Con esta entrada acabamos con los pintxos de Bilbao. La próxima entrada un repaso por las tapas y pintxos de Logroño, de la ruta de los elefantes.


Pasa una gran semana!!!!



jueves, 19 de mayo de 2016

De Pintxos por Bilbao (Casco Viejo 2)

Tal y como os comenté aquí os traigo la segunda parte de nuestras rutas de pintxos por Bilbao, en el post anterior hablamos de algunos locales del casco antiguo, hoy acabamos con el casco antiguo  en el próximo artículo nos desplazamos a otra de las zonas de pintxos, Ledesma.

1ª Jornada (noche)


Tras dar un buen paseo por el casco viejo, visitando diversos puntos de interés, llegó la hora de la cena, volvimos a la Plaza Nueva por el Bar Zuga, local del cocinero y bloguero David Asteinza, en el que el mismo inventa sus pinhos y a platos tradicionales les da un toque de modernidad, el piensa en su barra como una mesa de muestras en la que tengas ganas de probar todos los platos. Allí probamos las Ancas de rana con Bloody Mary de pepino (las ancas estaban perfectamente elaboradas, pero el licuado no me aportó nada al plato, más bien para mi gusto no lo pondría, era un baso diminuto y no pude acabarlo) y unas cocochas de bacalao con pilpil y habas, estaba muy rico, una suavidad exquisita, todo regado con unos Txacolís. Los precios van desde los 2€ hasta los 2,75€



Continuamos con otro local de los mismos dueños, el zezengorri Pintxo taberna, en el otro extremo de la plaza, allí probamos, por una recomendación el famoso taco de bonito con vinagreta, sencillo, suave, jugoso, maravilloso, nunca pensé que un taco así pudiera estar jugoso. Y un pintxo de morcilla roja con queso camembert, un muy sabroso y gustoso.
Para acabar la noche y como nos quedamos con ganas de probar más en nuestra primera visita, volvimos al Gure-Toki, esta vez probamos un taco de pollo al curry y una mini hamburguesa de kobe, estaban muy ricos pero no tan espectaculares como los de la mañana.



2ª Jornada (noche)

Os preguntareis que por que paso directamente a la noche del 2º día, pues bien por que el medio día es en otra zona diferente más alejada del casco antiguo y he pensado en ponerla en otro post.

Tras ponernos las botas al medio día (ya lo veréis por que lo digo) dimos un pequeño paseo por el centro para buscar regalos para los niños, andando fuimos a un bar al que pasamos el día anterir y no llegamos a entrar el Baster, situado en la calle Correo nº 22, encontramos este local haciendo esquina, con decoración moderna y acogedora, allí pudimos probar el vermouth preparado, es un combinado que en cada bar lo preparan con su receta secreta, fueron super amables y nos explicaron sobre el mismo algunas cosillas, pero no la receta. Está delicioso pero hay que tener cuido con él. Como eren las 19:30 allí solo bebimos, y acabamos de nuevo en la plaza nueva.



Entramos esta vez en el Sorginzulo, debe su nombre a las brujas de Zugurramundi (según la leyenda la bruja Mari venia desde Murumendi y se hospedaba en Sorginzulo). Es un bar con pintxos de vanguardia, donde tomamos un pincho de pollo con salsa romesco y un par de mini hamburguesas una con setas y otra con quesos, todos los pintxos tenían muy buena pinta, pero ya no cabía ni uno más en nuestras tripas.



Espero que os haya gustado, aquí os dejo unas imágenes de Bilbao, espero que os gusten:









Pasa un buen fin de semana.



 
Vuelve a arriba
Copyright © 2014 Carolus Cocina. Designed by OddThemes