ULTIMAS ENTRADAS

Tartar de jamón ibérico #receta

Para hacer un poco más divertidas las cenas de este confinamiento que os parece esta receta sencilla, perfecta para realizar en ocasiones especiales, es una combinación curiosa, que siempre la hemos elaborado con carne crudas de buena calidad.

Tenía en la nevera un poco de jamón de el pozo legado ibérico, y pensé que era una buena ocasión para disfrutarlo de otra manera, no tenemos por que disfrutar del jamón siempre en crudo, ¿no te parece?


Ingredientes:

  • 200 g de jamón ibérico
  • 1/2 cucharada de mayonesa
  • 1/2 cucharadita de mostaza de  Dijon
  • 1/4 de cucharadita de mostaza amarilla
  • 1 pepinillo en vinagre grande
  • 1 chalota pequeña o cebolleta.
  • La yema de 1 huevo de gallinas camperas M
  • AOVE
  • 3 gotas de tabasco (opcional)
  • unas gotas de vinagre de manzana
  • Cebollino para decorar
Elaboración:
  1. Cortar el jamón a cuchillo en dados pequeños, para que se note en boca
  2. Picar los pepinillos y la cebolleta.
  3. Poner  en un bol el jamón y las verduras,  añadir la mayonesa, las mostazas, unas gotas de vinagre y un chorrito de AOVE, dejar macerar un poco.
  4. Remover y añadir el tabasco.
  5. Separar la yema de la clara y reservar.
  6. Picar el cebollino
Presentación o emplatado:
  • Con un aro, lo vamos rellenando a la altura deseada.
  • Sacamos el aro y coronamos con una yema de huevo, poniendo unas escamas de sal encima.
  • Por encima del tartar dejamos caer el cebollino picado.
  • Para degustar debes romper la yema y mezclar  todo.
  • Servir con unas tostas de pan o galletitas saladas, ya que se come mejor así.
  • Acompáñalo con un buen vino.
Sugerencia de presentación si decides hacerlo como tapa
Espero que la disfrutes tanto como hicimos nosotros, 

#yomequedoencasa

Siento no haber publicado nada en tanto tiempo, pero cuando las cosas no salen naturalmente, prefiero no forzar las publicaciones. Gracias por estar aquí y por tu comprensión.


Deliciosa tarta red velvet semifria

Ahora que llegan fiestas especiales, creo que esta receta os puede venir de miedo, un postre con el que sorprender a tus comensales.

Es una tarta con diferentes sabores y contrastes. No dudes en hacerla, triunfarás seguro.

Alguna vez me habéis preguntado cuales son los utensilios básicos para la pastelería en  casa, pues bien, en breve os haré un post, pero de momento podéis conocer algunos utensilios en al blog del Monstruo de las Galletas, es todo un artista en estos temas. Aquí puedes ver moldes semifríos, varillas, moldes, pinceles...

Es una tarta de queso semifria con base de bizcocho red velvet.  Es aconsejable realizar el bizcocho el día anterior, además puedes congelarlo para cuando necesites.
He utilizado la thermomix, toda la receta está con las instrucciones para usarla.
La receta del bizcocho es del blog Velocidad Cuchara.





Ingredientes:

Bizcocho (con estas cantidades que te doy, saldrá 1 kg de bizcocho, lo horneé todo y guarde 2 partes, dividí la masa en 3 partes teniendo 3 bizcochos)
  • 1 molde de desmontable de 15 cm, engrasado y con la base forrada de papel vegetal.
  • 240 g de buttermilk(220 g de leche entera + 30g de zumo de limón, mezclar y dejar reposar 10 minutos)
  • 280 g de harina de repostería
  • 20 g de cacao puro
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • una pizca de sal
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • Colorante rojo en pasta
  • 1 cucharadita de vainilla liquida
  • 1 cucharadita de vinagre
  • 125 g de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 250 g de azúcar blanco
  • 2 huevos medianos
Mousse de queso (semifrío de queso)
  • 200 g de queso fresco para untar + 1 cucharada sopera
  • 200 ml de nata para montar con al menos un 35% de MG
  • 1 gota de vainilla liquida
  • 50 g de azúcar
  • 4 láminas de gelatina
Puré de mango
  • 1 mango
  • 1 cucharada sopera de azúcar.
  • 1 cucharada de agua.
Elaboración:
Bizcocho


  1. En el vaso de la thermomix ponemos los ingredientes secos, harina, cacao, levadura, bicarbonato y la sal, mezclar 10 segundos a velocidad 5-10, retirar y reservar.
  2. Ahora ponemos en el vaso los ingredientes húmedos, el buttermilk, el colorante, la vainilla y el vinagre, mezclar 10 segundos a velocidad 2 y medio, retirar y reservar.
  3. Con el vaso vacío, poner la mantequilla y batir 30 segundos a velocidad 3, añadir el azúcar y mezclar a velocidad 2, 3 minutos.
  4. Añade a lo anterior los huevos de 1 en 1, dejando que pase 1 minutos entre cada uno y a velocidad 3.
  5. Ahora vamos añadiendo los ingredientes secos y húmedos siguiendo la secuencia en velocidad 3 hasta que esté la masa: Seco-Húmedo-Seco-Húmedo-Seco.
  6. Vierte la masa en los moldes. Hornear 25-30 minutos a 160ºC, arriba y abajo. Dejar reposar 10 minutos, desmoldar y dejar reposar. Se podrán usar cuando estén fríos.
Semifrío de queso
  1. Poner a remojo las hojas de gelatina durante 5 minutos.
  2. En un cazo ponemos las hojas de gelatina, junto a 1 cucharada de queso y 2 cucharadas de agua, calentar hasta que se derritan, dejar atemperar.
  3. Montar la nata junto a la cucharada de queso, así le damos más consistencia
  4. En un bol ponemos el resto del queso, el azúcar, la gota de vainilla y mezclar bien con la gelatina derretida, batir unos segundos con una batidora eléctrica.
  5. Añadir la nata montada y mezclar con movimientos suaves y envolventes.
  6. Ponemos en la base del molde de 15 cm nuestro bizcocho red velvet y añadimos la mezcla de queso, Dejamos reposar al menos 2 horas en la nevera.
Puré de mango
  • Pelar el mango, trocear.
  • En un  cazo poner el azúcar, el mango y el agua, dejar que se funda el azúcar y remover a fuego medio durante 5-10 minutos.
  • Retirar y triturar con una batidora.
  • Dejar enfriar, una vez fría cubriremos nuestro semifrío.
Notas:
  • En vez de hacer un puré puedes hacer una mermelada de la fruta que desees, pero yo quería que se notasé un poco la acidez del mango y no quedase tan dulce.
  • Puedes cambiar el queso fresco por mascarpone, y cambiar la vainilla por un poco de café, así tendrás los sabores del tiramisú.
  • Puedes hacerlas en moldes individuales.
  • La tarta tradicional red velvet  son capas de bizcocho con el frosting de queso en medio, pero yo quería darle un toque diferente.


Lasaña de Solomillo y Albahaca

Aquí os dejo una receta, sencilla y super sabrosa.

La hemos elaborado con diferentes tipos de carnes, para darle distintos tipos de jugosidades y texturas.

He usado carne de la gama de productos Extratiernos de EL POZO.

La marca EXTRATIERNOS quiere decir que a la carne se le realiza un proceso de tenderizado que le da una jugosidad y terneza extra.

Todos lo productos que ofrece esta marca son sencillos y rápidos de cocinar.

Es perfecta para todos los miembros de la familia.

Siempre que hacemos lasaña, hacemos de más y es una comida muy completa para comer en el trabajo.







Ingredientes
  • Pasta de lasaña precocida
  • 500 g de carne picada de vacuno
  • 250 g de panceta de cerdo
  • 250 g de solomillo de cerdo extratireno
  • 1 cebolla mediana
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1 pimiento rojo lamuyo mediano
  • 1 zanahoria mediana
  • 1 berenjena o calabacin (o ambos)
  • Tomate frito
  • Bechamel
  • Queso para gratinar
  • Un buen puñado de albahaca fresca
  • Sal
  • AOVE
Elaboración
  1. Picar las verduras.
  2. Pochar las verduras en una cucharada de aceite de oliva, salar.
  3. Añadir el tomate frito, corregir de sal.
  4. Triturar el tomate y las verduras (este paso es al gusto, si prefieres que se noten las verduras saltároslo), Tenemos un tomate reforzado, reservamos
  5. Cortar el solomillo en filetes finos , salar y hacer el solomillo en la barbacoa, (si no tienes en la plancha puedes hacerlo, pero el gustito a humo no lo tendrás). 
  6. En una sarten hacer la carne picada y la panceta.
  7. Precalentar el horno a 200ºC.
  8. Hacer la bechamel.
  9. En una bandeja de horno, ponemos en la base una capa de carne picada y panceta, cubrir con tomate reforzado, cubrir toda la base con una capa de placas de lasaña, repetir las capas, ahora poner el solomillo barbacoa y una capa de hojas frescas de albahaca, cubrir con tomate y encima otra capa de placas de lasaña, cubrir con la bechamel.
  10. Hornear durante 15 minutos.
  11. Poner queso de gratinar y dejar 5 minutos más.
Notas:
  • Las verduras puedes picarlas finas o dejarlas más gruesas es a tu gusto.
  • He usado las laminas precocidas, por que es mucho más rápido, pero puedes usar las tradicionales.
  • Al tomate frito puedes añadirle otras especias, como orégano, pimienta para darle tu toque personal. Yo no lo hice para dar mas importancia a la albahaca.
  • La bechamel si es casera mejor. Pero para una urgencia puedes usar la industrial, lo mismo pasa con el tomate frito.


Tosta de aguacate y bonito

Tras los excesos veraniegos nos hemos puesto en plan saludable en casa, no estamos con dietas, tan solo comiendo bien, intentamos evitar en la medida de lo posible (esto quiere decir que si tenemos una fiesta nos podemos salir un poco), los fritos, las grasas, la bollería, la comida rápida, las pizzas, helados, refrescos y los azucares industriales 
Comemos más verdura, fruta, cereales integrales, carne a la plancha o al horno, si ponemos aguacate en la ensalada esa es nuestra parte grasa, por lo que AOVE poquito. Y sobre todo menos cantidad de todo, haciendo 5 comidas al día. Añadido a todo esto tratamos de hacer ejercicio varias veces en semana.





Ingredientes:
-Aguacate
-Tomate
-Bonito en aceite de oliva
-Pan de espelta y trigo sarraceno
-Lechuga
-Espárragos
-AOVE
-Sal

Elaboración:
1. Pelar el aguacate y el tomate, trituramos con un chorrito de aceite y sal. Reservamos.
2. Tostar el pan.
3. Poner una base del triturado, lechuga, el bonito y coronar con espárragos.



Vino y queso: pautas para un buen maridaje

El vino y el queso constituyen una de las parejas mejor avenidas del mundo de la gastronomía, un verdadero festival de aromas y sabores que no pueden faltar cuando nos juntamos a celebrar en torno a la mesa. ¿Cuáles son los mejores vinos para cada tipo de queso? ¿Qué quesos van mejor con un vino blanco joven o con vinos reserva? Toma buena nota de estas sencillas claves y aprende a disfrutar de esta maravillosa combinación gourmet, con dos de los productos estrella de la gastronomía española. ¿Comenzamos?


Armonizar sabores con carácter
Para empezar esta sencilla guía de maridaje de vino y queso, conozcámoslos un poco más a fondo. El vino es un alimento con un sabor potente y graso, muchas veces acompañado con un alto contenido en sal. Los expertos recomiendan que la potencia del queso sea menor o igual al del vino, para que los sabores no se anulen entre sí. 
En general, cuanto más curado sea el queso, debemos escoger vinos con mayor crianza. Un vino blanco joven marida a la perfección con quesos suaves, como el de tetilla gallego, mientras que los vinos reserva serán un acompañamiento para quesos de sabor contundente, como el cabrales. 
Vino y queso, la pareja perfecta 
De leche de vaca, de oveja o de cabra, curados o tiernos... Al igual que el vino, el mundo del queso es enormemente complejo en cuanto a variedad de sabores. ¿Necesitas ayuda para empezar? Aquí tienes algunas recomendaciones generales para maridar vino y queso, con las que siempre acertarás:
·         Un vino blanco, como los que puedes encontrar en Grau Online, joven y aromático es una elección perfecta para acompañar quesos de cabra, quesos suaves, como el de tetilla o el brie, o quesos frescos. 
·         Para los quesos curados y muy curados, como el manchego o el Idiazábal vasco, se recomiendan vinos crianza. Los vinos tintos de Grau Online, siempre son una apuesta segura, pero también puedes decantarte por un vino blanco con crianza en barrica.
·         Los quesos azules, con un sabor potente, exigen vinos con cuerpo. La mejor opción en en este caso son los vinos tintos reserva, aunque estos quesos con carácter también son un bocado exquisito con una copa de vino oloroso o amontillado, con un contrapunto dulce, como el Pedro Ximénez o el Oporto.
·         Para quesos cremosos, blandos en boca y de sabor graso, te recomendamos un maridaje con vino espumoso o de aguja. La acidez de estos vinos ayuda a eliminar la sensación grasa del paladar y además, el carbónico actúa como un magnífico potenciador de sabores.


Sabores con denominación de origen
Si estás dando tus primeros pasos en el maridaje de vino y queso, ¿por qué no aprovechar la oportunidad para conocer más a fondo los distintos sabores que ofrece la gastronomía española?  Prueba a combinar vino y queso de la misma región y obtendrás una experiencia gastronómica realmente única. Un queso de tetilla gallego, por ejemplo, con un vino blanco de la denominación de origen Ribeiro o un queso curado manchego con un vino tinto de Valdepeñas. 
Más allá de todas las consideraciones generales, alcanzar esa armonía ideal entre vino y queso es una tarea compleja, con cientos de opciones entre las que elegir. Como siempre que hablamos de maridaje, la experiencia es la mejor fórmula para alcanzarla, así que prepara tus mejores viandas, ¡y brindemos por el camino por descubrir!
 
Vuelve a arriba
Copyright © 2014 Carolus Cocina. Designed by OddThemes